Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2009

el enamorado

*leonora carrington
«Llamé, llamé a la puerta que encerraba un terrible silencio. "Agnes está muy fatigada, Agnes está muy fatigada", gritaba yo lo más fuerte qe podía. Finalmente una vieja cabeza se asomó por la ventana y dijo: "No sé nada. Aquí el patrón es el zorro. Déjeme dormir: usted me fastidia". Agnes se puso a llorar. No quedaba otro remedio: tenía que dirigirme al zorro.
"¿Tiene usted camas?" le pregunté varias veces. No respondió nada: no sabía hablar. Y de nuevo la cabeza, más vieja que antes, que desciende suavemente desde la ventana, atada a un cordoncito: "Diríjase a los lobos; yo no soy el patrón aquí. Déjeme dormir, por favor". Acabé por comprender que esa cabeza estaba loca y que no tenía sentido continuar. Agnes seguía llorando. Di varias vueltas alrededor de la casa y al fin pude abrir una ventana por la que entramos. Nos encontramos entonces en una cocina alta; sobre un gran horno enrojecido por el fuego había unas legumbres q…

el cuaderno de deberes mensuales

―Lo que me gusta de usted ―me ha dicho mirándome lentamente―, lo que me gusta de usted, sin que sepa por qué, son mis recuerdos... Al extremo de todas las calles, en la desierta plaza, la veía surgir, enorme e insensible. Esas calles eran estrechas y sucias, como los callejones que rodean las iglesias de pueblo. Había, aquí y allá, la muestra de un prostíbulo, un farol encarnado... Meaulnes sentía írsele el dolor, en aquel barrio asqueroso, vicioso, guarecido, como en tiempos antiguos, bajo los arbotantes de la catedral. Experimentaba un temor de labriego, una repulsión por aquella iglesia cuidadana, en cuyos escondrijos se hallan esculpidos todos los vicios, una iglesia que se levanta entre los barrios bajos y que no cuenta con remedios para las más puras cuitas del amor.
de El gran Meaulnes,"Capítulo XVI: El Secreto (fin)", Alain Fournier, Libros del mirasol, Buenos Aires, 1965.

no me precio de entendido

a mis soledades voy

A mis soledades voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.

¡No sé qué tiene la aldea
donde vivo y donde muero,
que con venir de mí mismo
no puedo venir más lejos!

Ni estoy bien ni mal conmigo;
mas dice mi entendimiento
que un hombre que todo es alma
está cautivo en su cuerpo.

Entiendo lo que me basta,
y solamente no entiendo
cómo se sufre a sí mismo
un ignorante soberbio.

De cuantas cosas me cansan,
fácilmente me defiendo;
pero no puedo guardarme
de los peligros de un necio.

El dirá que yo lo soy,
pero con falso argumento,
que humildad y necedad
no caben en un sujeto.

La diferencia conozco,
porque en él y en mí contemplo,
su locura en su arrogancia,
mi humildad en su desprecio.

O sabe naturaleza
más que supo en otro tiempo,
o tantos que nacen sabios
es porque lo dicen ellos.

Sólo sé que no sé nada,
dijo un filósofo, haciendo
la cuenta con su humildad,
adonde lo más es menos.

No me precio de entendido,
de desdichado me precio,
que los que no son dichosos,
¿cómo pued…

el tesoro de la juventud

en su casa no había grandes libros. tampoco muchos libros. esta tarde, de visita, preguntó a su madre si aún quedaban restos en la pequeña biblioteca de su cuarto. subió a buscarlos y, en uno de ellos, encontró un papelito señalando la página 197 del tomo 2 de el tesoro de la juventud: "diferentes combinaciones de la métrica. cosas que debemos saber de la poesía".
en la página siguiente leyó un romance clásico de lope de vega.

A mis soledades voy
de mis soledades vengo
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.

No sé qué tiene la aldea
donde vivo y donde muero,
que con venir de mi mismo
no puede venir más lejos.

Ni estoy bien ni mal conmigo;
mas dice mi entendimiento
que un hombre que todo es alma
está cautivo en su cuerpo...

cada verso estaba prolijamente marcado con lápiz separando las sílabas, el recuento final de todas ellas con letra redonda de cuando era chiquita.
después de todos estos años, más vivos que nunca, los restos permanecen.

*el tesoro de la juventud, tomo II, W…

debris en el océano

Dirge *
e.e. cummings

flotsam y jetsam
son señores poetas
meando los despojos
nuestras solteronas y educandas)

rigurosamente británicos
ellos exploran los inhumani
tarios fetiches
el hombre no es mujer

viva el milenio
tres hurras a las clases obreras
entrega todo a cualquier
indeseable tu vecino

(cuello y senectud
son las cargas de los caballeros
y aún su rectitud
permanece oculta bajo el histrionismo de lloyd.

versión© silvia camerotto

dirge
e. e. cummings

flotsam and jetsam **
are gentlemen poeds
urseappeal netsam
our spinsters and coeds)

thoroughly bretish
they scout the inhuman
itarian fetish
that man isn't wuman

vive the millenni
um three cheers for labor
give all things to enni
one bugger thy nabor

(neck and senecktie ***
are gentlemen ppoyds
even whose recktie
are covered by lloyd's****.

Nota al pie:
Según Ezra Pound, ningún poeta logró lo que e.e. cummings al traducir Catulo al inglés. Aún cuando la técnica evolucionó a partir de T.S. Eliot, fue cummings quien logró tran…

si estas fueran mis últimas palabras

Botella

Acá es donde pregunto
cuál es la necesidad de conmover
a los contemporáneos,
o para qué perder el tiempo cuando el tiempo
acaso no ha llegado y la botella
aún no se ha lanzado.

Itinerario

Si éstas fueran mis últimas palabras,
no habría que lamentarlo.
La vida no es más que esto:
un cúmulo de veces concentradas
en una sola imagen,
el tiempo que transcurre debajo de mis pasos,
la conciencia bombardeada
por un mero presente.
Y sin lugar a quejas, lo que soy
–vale decir, la suma de todos los que he sido–
prosigue su camino hacia la muerte.

*Poema inéditos cedidos por el autor

julio cortázar. para leer en forma interrogativa y otros poemas

Para leer en forma interrogativa

Has visto
verdaderamente has visto
la nieve los astros los pasos afelpados de la brisa
Has tocado
de verdad has tocado
el plato de pan la cara de esa mujer que tanto amás
Has vivido
como un golpe en la frente
el instante del jadeo la caída la fuga
Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos tus manos tu sexo tu blando corazón
había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.

Happy New Year

Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar a tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo alegre.
¿No me prestas tu mano en esta noche
de fin de año de lechuzas roncas?
No puedes, por razones técnicas. Entonces
la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,
el durazno sedoso de la palma
y el dorso, ese país de azules árboles.
Así la tomo y la sostengo, como
si de ello dependiera
muchísimo del mundo,
la sucesión de las cuatro estaciones,
el canto de…

no pedimos al rosal que engorde el ganado

Habría que girar alrededorde ti, como lo hace esta mosca,para captarte en toda tu extensiónredondade fruta: tierra al fin,verdirroja, brillante, suavementeperfumada.
Habría que clavarte los dientesdespués, para sabertecrujiente,pulpa agridulce que da ganasde tragar.
Y habría que alejarse y regresarde pronto, distraídode todo,para sentirte, oculta, reposaren tu forma.
Rotunda, irrefutable,inequívocamente modeladapor la luz sobre el mármolescuetamente blanco,
¿con qué esplendor enciendes, oh manzana,tu ser así—que arde— y no la nada?

(de Poesía viva de Rosario, 1976)
No le pedimos al rosalque engorde el ganado.¿No es el ojodel amo el que lo hace? Pero nacela rosay hace el ojo. Ni preguntamos a la rosaqué contiene. La rosacontiene otra cosa.
Puntualmente,el ahora esplendorde la Rosa adorata
enrosa formalmente y se desata después, como en un rito:
rito,reto sagrado.
de Poesía viva de Rosario, 1976
Hugo Padeletti, Alcorta, Santa Fe, 1928

Fuente: La poesía del cincuenta. Selección, prólogo y notas por …

una resurrección de la belleza

aldea

Mi blanca soledad—
aldea abandonada.

Revuelo de perezas
sobre la torre de un anhelo
que tañe sus horizontes.

Pintadas negras de la desolación.
Yunques abandonados y puentes solariegos.

Se ha sentado el dolor como un cacique
en el banquillo de mi corazón.

Las lluvias estancadas de mis sueños
se han cubierto de musgo.

En el horno apagado del silencio
mis frutos maduraron
estérilmente.

Perdí mi itinerario en el desierto.

¡Hospedería triste de mi vida
en donde solo se aposentó el azar!

En una pradería de cansancios
balan estrellas mis ovejas grises.

Lugarón sin destino;
las calles andariegas
beatas de mi ser
son manos
contemplativas
que van perdiendo soles.

de Molino Rojo

XVI

Ha entrado la noche,
la noche de los días con sus noches, las tierras frías y los bosques muertos.

Ha entrado la noche de la carne y de los sentidos,
la noche de las tierras caídas y los cielos muertos.

A la luz de alma crece tu alma, crece mi alma:
a la luz de alma padecemos en cosas,
y tu pavo…

poemas salvajes

Maitines y alabanzas
marie ponsot

Emocionada como un chico sofisticado frente a su primera
pasión intelectual, consciente y plenamente libre
habiendo perdido el título de libertad absoluta;
lúcida, por una vez, como siempre lo estaré;

Es de día y aún temblando, todavía segura, mirá
no es un llamado mágico ni fe en la satisfacción del sexo
lo que me hace tu mujer; imprime nuestros libres
e independientes deseos de una vez; coloca
mi opción anterior en una cúspide deslumbrante
y en la nada, cancela, paga, todas las deudas.
Inquieta, incauta, quiero hablar la violencia,
decir poemas salvajes, silencio, quedate quieta, rezá por la gracia
sujeta para siempre; y luego, descansá en el denso
oscuro abrazo, dormida entre la tierra y el cielo.

versión © silvia camerotto

matins and lauds

Excited as a sophisticated boy at his first
Passion of intellect, aware and fully free
Having lost title to full liberty; struck
Aware, for once, as I would always be;

It day and I still shaken, still sure, see
It is not ring-magic no…

había una vez...

Había una vez un niño
Katherine Mansfield

Había una vez un niño.
Vino a jugar en mi jardín;
Era muy pálido y callado.
Sólo cuando sonreía sabía todo sobre él,
sabía qué guardaba en sus bolsillos,
y sabía cómo se sentían sus manos en mis manos.
Y los más íntimos tonos de su voz.
Lo guié por cada camino secreto,
mostrándole el escondite de mis tesoros.
Lo dejé jugar con ellos, con cada uno,
puse mis melodiosos pensamientos en una pequeña jaula de plata
y se los entregué para que los guardara...
Estaba muy oscuro en el jardín
pero nunca lo suficientemente oscuro para nosotros. Caminábamos en puntillas
entre las sombras más profundas;
nos bañábamos en los charcos a la sombra de los árboles,
fingiendo que estábamos bajo el mar.
Una vez ― cerca del límite del jardín ―;
escuchamos pasos provenientes de la carretera del Mundo;
¡O cuánto nos asustamos!
Le susurré: "¿Caminaste alguna vez por ese camino?"
Él asintió, y nos sacudimos las lágrimas de nuestros ojos....

Había una vez un niño.
Él vino ― completamen…

cotidiana reloaded

esta tarde, un amigo me recordó a peter skellern, sugiriendo que escuchara she's a lady. y justito, en la columna de la derecha de youtube, apareció gilbert...
entonces... no pude resistirme, aunque algún otro querido amigo criticará, no sin poca gracia, mi 'dudoso' gusto musical diciendo: no insistas.



solo entregarse

Oh Kiepja no me dejes…

Oh Kiepja no me dejes
sentar en el hain equivocado

¿Albedrío de la muerte?
No. Si sabemos recordar
y honrar algo. Si buscamos
la infinitud donde podamos
hallarla: en el cuidado
Cuidado de lo otro y poder
de no poseer, de dejarse
ir

de Sur, Libros de Tierra Firme, Buenos Aires, 1993

Realista

Cerrada sinfonía de pajaritos
mientras cruzo el puente cercado
por bambúes al anochecer tan intenso
y dramático es realista por acaso?

lírico o pasatista o barroco en su exceso
radiante su forma de despedir el día
o disputar el territorio entre las ramas
misterioso y desmadrado piar acaso

es romántico? quedarse prendada al vuelo
querer entrar ahí o saber que ya lo estamos
y sentir ese asombro o ese contento
cuando en la siesta canta un gallo y asoma

el perro y el gato atento acecha y no puedo
dejar de mirarlos viendo siempre esa magia
del engranaje simple y certero que nadie
puede explicar pero todo el mundo entiende

y así sonriendo se sorprende en el molino
repetida la brisa encuentra su retrato
y es tan …

en busca de una tradición metropolitana

Lawrence Ferlinghetti, Yonkers, Nueva York, 1919
Poema XI
El mundo es un hermoso lugar para nacer si no te importa que la felicidad no siempre sea
tanta diversión si no te importa un poco de infierno
cada tanto
justo cuando todo va bien
porque ni aún en el cielo
cantan
todo el tiempo

El mundo es un hermoso lugar
para nacer
si no te importa que alguna gente muera
todo el tiempo
o quizás sólo mueran de hambre
parte del tiempo
que no es ni la mitad de malo
si no te pasa a vos

¡Oh! el mundo es un lugar hermoso
para nacer
si no te importan demasiado
algunas mentes anquilosadas
en altos cargos
o una bomba o dos
cada tanto
cuando mirás hacia arriba
o cualquier otra canallada
de la que nuestra Marca social
es víctima
con sus hombres distinguidos
y sus hombres extintos
y sus curas
y sus guardias

y sus diversas segregaciones
y las investigaciones del Congreso
y otras constipaciones
de las que nuestra estúpida carne
es heredera

Sí, el mundo es el mejor lugar de todos
por un montón de motivos como
hacer el tonto

juventud divino tesoro

Tengo 25
gregory corso

Con un amor de locos por Shelley
Chatterton Rimbaud
y la indispensable verborragia de mi juventud
que ha pasado de oreja a oreja:
¡ODIO A LOS POETAS VIEJOS!
Especialmente a los viejos poetas que se retractan
que consultan a otros viejos poetas
que hablan de su juventud en susurros,
diciendo: ― Hice aquello entonces
pero entonces era entonces
eso fue entonces ―
Oh yo querría callar a los viejos
decirles: ― Soy su amigo
lo que ustedes fueron alguna vez, a través mío
volverán a serlo ―
Luego a la noche en la intimidad de sus hogares
arrancaría sus lenguas exculpatorias
y robaría sus poemas.

I AM 25

With a love a madness for Shelley
Chatterton Rimbaud
and the needy-yap of my youth
has gone from ear to ear:
I HATE OLD POETMEN!
Especially old poetmen who retract
who consult other old poetmen
who speak their youth in whispers,
saying: ―I did those then
but th…

albergo a ore

de hotel por horas

Del amor se puede hacer un balance preciso
más allá de la historia en aquel cerco
mi vecina era un exponente gallardo
de aquellas meretrices afanosas
manos aterciopeladas y ligeras que estrujan contra el muro
gallardete vivo de una carne
que tenía hambre de imprevistos deshaceres
y de calores de surcos amorosos
yo era incendiada por el barro que estaba a mi alrededor
mientras un vértigo de rosas y de finos
pensamientos yacía adormecido en la alegría
de siempre que sobrevuela los veinte años
de nuestra creación amorosa
así me fui con una sórdida
valija de cartón alquilada
y liberada de mil cuerdas que llevaba
el pináculo de un demonio secreto
que había quebrado por mí las reglas del juego.

da albergo a ore/ Dell’amore si può fare un resoconto preciso/al di là della storia in quel cerchio/ la mia vicina era un esponente gagliardo/di quelle meretrici affannose/ mani vellutate e leggere che strusciano contro il muro/ gagliardetto vivo di una carne/ che aveva fame di disf…

mercaderes

Título 7

De los mercaderes y de las ferias y de los mercados en que se compran y venden las mercadurías, y del diezmo y del portazgo que han de dar por razón de ellas
Mercaderes son aquellos hombres que señaladamente más usan entre sí vender y comprar y cambiar una cosa por otra, porque las riquezas y las ganancias que hacen comprando y vendiendo las allegan, y señaladamente en las ferias y en los mercados más a menudo que en los otros lugares […].

Ley 2
Cómo los mercaderes no deben poner cotos entre sí sobre las cosas que vendieren.

Cotos [tasas] y posturas [convenios] ponen los mercaderes entre sí haciendo juras [conciertos jurados] y cofradías [gremios] juntamente para que se ayuden unos a otros, poniendo precio cierto por cuánto darán la vara de cada paño, y por cuánto darán otrosí el peso y la medida de cada una de las otras cosas, y no menos. Otrosí los menestrales ponen coto entre sí por cuánto precio den cada una de las cosas que hacen en sus menesteres; otrosí hacen postura que ot…

quise vivir la vida como un juego

Gallo ciego

A María Mercedes López de Gomara

Alguien me hizo girar, trompo de fuego,
y aquí estoy, preguntando por la senda.
Precoz vacilación, tardía encomienda,
roja cresta sin luz, soy gallo ciego.

Quise vivir la vida como un juego
y elegí justamente el de la venda.
Inútil que la torpe mano extienda,
inútil que repita que me entrego.

¡Quién fuera como tú, brújula bruja,
exenta de la duda y del desvío
la brisa arrulle o la tormenta ruja!

Vuela sin norte el pensamiento mío:
sólo para punzarme ciño aguja,
y el polo no me llama, y tengo frío.

César Fernández Moreno, Buenos Aires, 1919- París, 1985
de Gallo Ciego, Ediciones Anaconda, Buenos Aires, 1941

hoguera de vanidades

Luis de Góngora

A. ¿Qué lleva al señor Esgueva?
B. Yo os diré lo que lleva.

Lleva este río crecido,
y llevará cada día,
las cosas que por la vía
de la cámara han salido,
y cuanto se ha proveído
según las leyes de Digesto
por jüeces que, antes desto,
lo recibieron a prueba.
A. ¿Qué lleva al señor Esgueva?
B. Yo os diré lo que lleva.

Lleva el cristal que le envía
una dama y otra dama,
digo el cristal que derrama
la fuente de mediodía,
y lo que da la otra vía,
sea pebete o sea topacio,
que al fin damas de Palacio
son ángeles de Eva.
A. ¿Qué lleva al señor Esgueva?
B. Yo os diré lo que lleva.

Lleva lágrimas cansadas
de cansados amadores,
que, de puro servidores,
son de tres ojos lloradas;
de aquel, digo, acrecentadas
que una nube le da enojo,
porque no has nube deste ojo
que no truene y que no llueva.
A. ¿Qué lleva al señor Esgueva?
B. Yo os diré lo que lleva.

Lleva pescado de mar,
aunque no muy de provecho,
que, salido del estrecho,
va a Pisuerga a desovar;
si antes era calamar
o si antes era salmón,
se convierta en camarón
lu…

disputas familiares

Perfecta noche de luna
estropeada
Por disputas familiares.

Inútil, inútil
el aguacero
Entrando en el mar.

En verano la silla
se balancea sola
En la ventisca.

jack kerouac
de Poemas dispersos, (Libro de Haikus) Visor libros, Madrid, 2001

es cierto porque es imposible*

*José Lezama Lima la muerte de narciso (499-510) / Ovidio

ultima vox solitam fuit haec spectantis in undam:
'heu frustra dilecte puer!' totidemque remisit
verba locus, dictoque vale 'vale' inquit et Echo.
ille caput viridi fessum submisit in herba,
lumina mors clausit domini mirantia formam:
tum quoque se, postquam est inferna sede receptus,
in Stygia spectabat aqua. planxere sorores
naides et sectos fratri posuere capillos,
planxerunt dryades; plangentibus adsonat Echo.
iamque rogum quassasque faces feretrumque parabant:
nusquam corpus erat; croceum pro corpore florem
inveniunt foliis medium cingentibus albis.

Publius Ovidius Naso, Sulmona 43 A.c, Tomis 17 D.c Fuente: Ovidio, Colección de textos clásicos latinos, Editorial Bosch, Barcelona, 1966
Imagen de Narciso atribuida a Carvaggio, 1913 en Wikipedia

reposario laudatoria a narciso (1914-1916) / Leopoldo Lugones
Tomaré de ti ejemplo en firmeza y constancia
De corazón, mis manos lavaré en tu fragancia,
Para oficiar, e…

ubiestesia

teoría sobre la poesía
París, 5 de Mayo de 1891 Sí, mi querido poeta, es necesario, para concebir la literatura, y que ella tenga una razón, acceder a esa "alta sinfonía" que nadie hará quizás; pero ella ha encantado hasta a los más inconscientes y sus rasgos principales marcan, vulgares o sutiles, toda obra escrita. La música propiamente dicha, que debemos plagiar, copiar, si la nuestra propia, mata, es insuficiente, sugiere ese tal poema. —Su Narcisse parle me encanta y se lo digo a Louys, conserve ese tono raro.
Su Stéphane Mallarmé
Fuente: Stéphane Mallarmé, Cartas sobre la poesía, Colección Fénix, Ediciones del Copista, Córdoba, 2004.
notas:
ubiestesia: sensación localizada en la que se funda la constitución del propio cuerpo
Louys: poeta y ensayista francés (1871-1945), probablemente el más fiel discípulo de Mallarmé. Su obra incluye La jeune parque (1917), Charmes (1922), poesía; L'âme et la danse (1931), Variété (5 vols., 1929-1944), Tel quel (2 vols., 1941-1943), e…