domingo, marzo 19, 2017

jorge aulicino. [william carlos williams]



[William Carlos Williams]

Soy el intelectual más prestigioso de la cuadra.
Querría tener un De Carlo 1960 para estacionarlo
frente al Hospital de Infecciosos, donde pudiera verlo
desde la ventana trasera de mi departamento,
los asientos atestados de libros y bolsas de suero.


El De Carlo es blanco como la ballena,
como mi heladera.

Todo flota
lejano y fascinante
en esta hermosa ciudad.

Jorge Aulicino, Buenos Aires, 1949

de Mar de Chukotka, inédito

lunes, marzo 06, 2017

leticia ressia. cita con el médico

La imagen puede contener: 1 persona


Cita con el médico

¿Cómo es su dolor?
¿A qué profundidad se le hunde en la espina?
¿De qué color es su sombra
al trasluz de la ventana abierta?
¿Su dolor es arrojado
o espera atrás de uno de sus ojos?

¿A cuántos litros por segundo
se le desborda el río?
¿Toma a horario su remedio?
¿Se pregunta por qué descarrila
cada tanto
su último vagón?

Es bello
vulnerable
peligroso como acariciar
una gata peluda a los tres años.
Así arde la pena cuando se toca.
Justamente
ya lo aprendió a esa edad
cuando las compañeras de jardín
le mordían los brazo
para negarle la muñeca pepona.
¿Siente adentro el mar? ¿Se le agita?
¿Quiere gritar y no puede?
¿Quiere salirse del cuerpo?
¿Se siente sola?
¿Quiere morir?

Quiere morir.
Haga reposo para no escaparse de sus piernas.
Coma chocolate.
Vea películas de mujeres patéticas
que salen adelante como Bridget JOnes.
Sonría.
No joda.
Sea feliz, podría ser peor.
Oculte sus espejos.

Siempre es peor cuando nos miramos
pero eso Ud. ya lo sabe.

Leticia Ressia, Pellegrini, Buenos Aires, 1979. Reside en Córdoba
Imagen de

domingo, marzo 05, 2017

laura garcía del castaño. selección




Resistir no ha servido de nada

Mientras entra en actividad el volcán de la noche
alguien prende fuego a sus certezas
y comprueba
que resistir es un pelaje invisible.
Mientras
la vida imita el sonido de otra vida
o de un animal que se desangra
alguien estira las piernas bajo la desdicha.
Encuentra algo que no era suyo.
Recupera la fe que nunca tuvo.
Mientras China se arma nuclearmente
vos te desarmas de una guerra imposible.

en Ultrafinas y las tramontinas del dolor




Una mujer revienta un neumático


Cada día es un punto
vamos uniendo un recorrido
pautado hasta el final
hasta develar
la trayectoria de  una flecha
el círculo que podría ser
la colmena
un disparo
una mujer revienta un neumático
se sale del camino
años atrás fumaba en el balcón
pensando el título de un poema
también buscó una clave
tuvo las manos heladas
el corazón en blanco
se puso al resguardo del granizo
dejó el pan a la intemperie
derramó la sal
contuvo el odio
abrió una cama ofreciendo
la liebre tibia de su herida
mientras une
los acontecimientos
se  sale del camino
ha llegado al punto inicial
ha dado sin pensar
con la forma

en la palabra sembrada

Laura García del Castaño, Córdoba, 1979
imagen de

viernes, marzo 03, 2017

emily dickinson. wild nights

     

       269

       Salvajes noches – ¡Salvajes noches!
       Si contigo estuviese
      ¡Salvajes noche deberían ser
       Nuestro lujo!

      Fútiles –los vientos-
      Para un corazón en puerto-
      Basta de Brújulas-
      Basta de Mapas!

      Remando en el Edén-
     ¡Oh- el Mar!
     ¡Pueda yo anclar –esta noche-
      En ti!

     Emily Dickinson, Amherst, Massachusetts, 1830- 1886
     En The Poems of Emily Dickinson, R. W. Franklin, Harvard University Press, 1999
     Versión © Silvia Camerotto

     269

    Wild nights - Wild nights! 
    Were I with thee 
    Wild nights should be 
    Our luxury! 

     Futile - the winds - 
     To a Heart in port - 
     Done with the Compass - 
     Done with the Chart! 

     Rowing in Eden - 
     Ah - the Sea! 
     Might I but moor - tonight - 
     In thee! 











LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...